Tener relaciones personales sólidas con las personas que amas garantiza que tengas un buen sistema de apoyo. Además, científicos han descubierto que existen lazos fuertes entre la intimidad, la salud mental y la salud física balanceada.

Puede sonar cursi, pero en este término  el amor en sus muchas versiones  da sentido a nuestra vida. El amor a los demás y a nosotros mismos. ¿No crees?

Lo curioso es que aunque seguramente todas las personas coinciden en este pensamiento, lo olvidamos con demasiada frecuencia, anteponiendo casi siempre asuntos completamente intrascendentes a aquello que de verdad tiene sentido. Malgastamos nuestro tiempo, nuestras energías, nuestro talento y nuestros recursos en actividades y experiencias que no hacen más que debilitarnos, que nos alejan del amor más que acercarnos a él.

La vida nos ha regalado un sofisticado cuerpo con el que nos movemos, y una mente maravillosa capaz de conseguir cosas increíbles, y un precioso corazón que nos permite vivir la experiencia más bella que existe: amar.

Alguna vez te has puesto a pensar que has invertido demasiado tiempo o esfuerzo en un trabajo poco gratificante o estresante, en gente que me te debilita o estresan, en actividades que no te interesan, en conversaciones intrascendentes, en noticias que te deprimen, en libros que te aburren, en alimentos que te envenenan, procura recordar que:

*Con quien quieras pasar la mayor parte de tu tiempo es con aquellas personas que te hacen sentir amoroso, vivo, gracioso, alegre, divertido, inteligente, capaz.

*Dedicate a un trabajo que materialice todo tu potencial, con el que disfrutes, que suponga un reto, que te convierta en alguien mejor.

*Puede que exista la reencarnación, pero también puede que no y que, por tanto, la única vida que tenga sea esta, la que vives ahora.

*Es una estupidez perder el tiempo pretendiendo cambiar las cosas que no están en tus manos cambiar.

Procurarnos bienestar y felicidad es un derecho y una obligación y, para conseguirlo, sólo hay que prestar un poco de atención a las actividades, hábitos y prácticas que realizamos cada día de manera automática. Hacerlas conscientes y cambiar las que sea necesario cambiar.

¿Te sientes deprimido y no sabes que hacer?

No dudes en contactarnos, sera un placer ayudarte. ¡Contactanos!