Cuando te sientes descansado, todos los sistemas de tu cuerpo están más balanceados. Demasiado estrés puede ocasionar la pérdida de la concentración e impedirte que disfrutes tu vida. Cuando planificas tiempo suficiente para dormir y usar estrategias que te hacen dormir más tranquilamente, tu mente y tu cuerpo se benefician.

Descansar es mucho más importante de lo que crees. Mientras duermes por las noches, tu organismo realiza infinidad de procesos en un esfuerzo constante por mantener tu salud y tu vitalidad. Dormir en profundidad, sin estrés, con las emociones templadas y las horas suficientes es uno de los hábitos más necesarios que existen, no sólo para mantener el sistema inmunológico en plena forma, sino también para la salud emocional e intelectual.

Algunas pautas básicas para dormir bien:

*Acostarse con la caída del sol o relativamente cerca. Es decir, dormir pronto.

*Levantarse con la salida del sol, madrugar.

*Dormir sin luz, sin tele, sin ruido, sin electricidad.

Realizar tareas agradables y relajantes antes de ir a dormir.

*Dormir con la digestión hecha. Para ello, debemos cenar un par de horas antes de acostarnos.

*Algunos trucos contra el insomnio:

 

*Darse un baño o una ducha caliente.

*Hacer el amor.

*Recibir un masaje.

*Dar un paseo antes de dormir.

*Cenar ligero.

*Puedes tomar productos naturales.

¿Padeces de insomnio? ¿Te sientes bajo mucho estres?

No dudes en contactarnos, nuestro equipo de especialistas medicos contestara cualquier pregunta que tengas. ¡Contactanos!